C.D. Fortuna K.E.

Travesía de montaña

Montaña - Junio 

 

EDICIÓN 2018

 

La Travesía de Montaña celebró su edición 2018 el 3 de junio, con un recorrido que combinaba los hayedos de Otsabio con las campas de Aralar, desde Lizartza o Amezketa hasta Zaldibia, pasando por Igaratza y Enirio. Se trataba de recorrer los espacios del Parque Natural de Aralar sujetos al controvertido plan de construcción de pistas para vehículos a motor. Como era de temer y de prever, hubo cierta respuesta por parte de algún elemento radical, en forma de retirada de marcas y banderines para dificultar la marcha. El día de sol radiante y la ayuda de los primeros participantes, que repusieron en su sitio no pocos banderines, hicieron que la prueba se desarrollara perfectamente. Fue un día espectacular para disfrutar de un espacio único como es Aralar. La llegada en Zaldibia contó con el respaldo de Landarlan y Aralar Bizirik y la ayuda de miembros del club Gailuraruntz, a quienes desde aquí agradecemos una vez más su colaboración para que la edición número 78 fuera todo un éxito.

 

MAPA Y PERFIL 2018

mapa para imprenta

RESULTADOS 2018

INSCRIPCIÓN 2018

 

balerdi eta malloak

arritzaga

zarate

oidui

goroskintxuko pistan

PARTICIPANTES Y TIEMPOS

up47

CRÓNICAS

  • 76. Travesía de montaña (2016)

  • 75. Travesía de montaña (2015)

  • 74. Travesía de montaña (2014)

  • 73. Travesía de montaña (2013)

  • 72. Travesía de montaña (2012)

up47

FOTOS

FOTOS 78. TRAVESÍA DE MONTAÑA (2018)

FOTOS 77. TRAVESÍA DE MONTAÑA (2017)

FOTOS 76. TRAVESÍA DE MONTAÑA (2016)

FOTOS 75. TRAVESÍA DE MONTAÑA (2015)

FOTOS 74. TRAVESÍA DE MONTAÑA (2014)

FOTOS 73. TRAVESÍA DE MONTAÑA (2013)

FOTOS 72. TRAVESÍA DE MONTAÑA (2012)

up47

Información Histórica

La Travesía de Montaña es una de las pruebas más emblemáticas del C.D. Fortuna.

Su origen se remonta al año 1941, cuando un puñado de montañeros del Club, entre los que se encontraba Luis Peña Basurto (autor de “Montañas Guipuzcoanas”, primer libro-guía de nuestras montañas), decidieron sumarse a la iniciativa que muy poco antes habían puesto en marcha la Sociedad Alpina Peñalara, de Madrid, y el Bilbao Alpino Club. Eran los comienzos de las "Marchas Reguladas": travesías en las que no se trataba de llegar el primero a la meta, sino de seguir un recorrido tratando de mantener un ritmo de marcha lo más próximo al fijado y controlado por la organización.

La primera Marcha Regulada tuvo lugar el 13 de julio de 1941, en lo que entonces era un precioso recorrido montañero entre Usurbil y Tolosa. Aquella primera edición constituyó un señalado éxito. Las 36 patrullas inscritas, que debían "ir cubiertos por lo menos con camisa o camiseta y un pantalón que, de ser corto, deberá llegar hasta la rodilla", llegaron a la meta, en el estadio tolosarra de Berazubi, donde el "numeroso público congregado premió con su aplauso a los participantes, muy especialmente a las señoritas", según los diarios de la época.

Con el paso de los años, la travesía fue ganando en prestigio y conociéndose como "Marcha de las Diez Horas", ya oficialmente desde 1947. Durante aquellos años, con una participación creciente, la Marcha fue hollando prácticamente todos los cordales y montes de Gipuzkoa. En 1971, haciendo honor a su larguísimo recorrido entre Elgoibar y Donostia, cambió su nombre por el de "Marcha de las 13 horas".Durante los años 70, sin embargo, los profundos cambios sociales que acarreó la transición política afectaron también al montañismo y a las pruebas de montaña. Dos ediciones aplazadas por causas ajenas al Club, en 1974 y 1975, hicieron que la participación se redujese, desde las 291 personas de 1971, a apenas 20. Había que empezar de nuevo.

Un nuevo equipo se puso manos a la obra. Manteniendo las directrices principales marcadas por los pioneros de 1941, sobre todo en lo referente a buscar siempre itinerarios nuevos, la Marcha deja de ser regulada y cambia su nombre. En adelante será la Travesía Intersocial por Montaña (había entonces otra "Social"), desapareciendo los horarios secretos y las clasificaciones. Se pone especial acento en el marcaje, del que se eliminan plásticos y pinturas, lo que obliga a hacer esta labor en los días previos a la prueba. Se mejora la información y el mapa, siempre distinto, y se buscan recorridos más novedosos y agrestes, a menudo lejos del humanizado entorno guipuzcoano.

Con dedicación y esfuerzo, la Travesía fue creciendo poco a poco, de año en año, hasta estabilizarse, a partir de 1988, entre 200 y 300 participantes, muchos de ellos montañeros asiduos de esta marcha siempre cambiante. Después de siete décadas de marcha, puede decirse que ha habido caminos y recorridos de todo tipo y para todos los gustos: desde los itinerarios largos y de perfil accidentado, como el de la Elgoibar-Donostia de 1971, hasta los más llanos, como las dos marchas de las Bardenas (1990 y 2000), recordada la primera por los más de 60 km. y el tremendo calor, y la segunda, paradójicamente, por la lluvia y el barro.

En sus más de 70 ediciones, la Travesía de Montaña o Fortuna Mendi Ibilaldia ha salido cinco veces fuera de Euskal Herria: en 1996 cruzó el Ebro para llegar al vistoso pueblo burgalés de Frías; en 1998 instaló su llegada en la localidad riojana de San Vicente de la Sonsierra; en el 2000 concluyó en el santuario zaragozano de Sancho Abarca, en 2007 en el pequeño pueblo de Herrán, puerta de Valderejo, de nuevo en Burgos, como lo hizo en 2009 en Villasuso de Mena.

Como datos curiosos, hasta 1988 no pisó Iparralde (1988: Biriatu-Bidarrai) y desde entonces lo ha hecho en cuatro ocasiones: 1995 y 2003:Baigorri, 2008:Itsasu y 2013:Arla. Tardó 30 largos años en tocar Bizkaia (Durango 1972) y otros 30 en volver (Orduña en 2002, Lendoño Goikoa, también en Orduña, en 2007 y de nuevo Orduña en 2009). Si analizamos los recorridos por épocas, desde 1941 hasta 1972 la Marcha no sale de Gipuzkoa. En cambio, desde la llegada en Tolosa de 1983, la Travesía no ha vuelto a pisar suelo guipuzcoano hasta la salida de 2001 en Zegama, de nuevo en Tolosa en 2011 y Etxegarate en 2012. Navarra no vio salir la marcha hasta 1974 (Azpirotz), pero desde entonces ha ejercido una hegemonía absoluta, con 29 ediciones cruzando su territorio. Tres veces ha entrado en Burgos, dos en La Rioja y una en Zaragoza. Es en cierto modo una respuesta lógica a la búsqueda de recorridos diferentes por entornos con un mejor grado de conservación, tratando siempre de evitar las zonas más degradadas o los entornos más humanizados por carreteras o construcciones de todo tipo.

Y ese es el principal desafío que en este momento tiene nuestra Travesía: buscar recorridos montañeros atractivos, manteniendo el mismo espíritu de los creadores de esta histórica prueba en 1941 y que aún recoge el artículo 1 del Reglamento: “Estimular la afición al montañismo y divulgar lugares y recorridos sobre las montañas de nuestro país”.

up47

DOCUMENTACIÓn

2015

2014

2013

2012

up47

                                                                                              

Noticias

up47

Pío Baroja, 47 - 20008 Donostia / San Sebastián (Gipuzkoa)
T. 943 214 900 - F.943 217 177
fortuna@cdfortunake.com